Curiosidades de la piel…

Todos tenemos diferentes tipos de piel, una de las razones por las cuales los defectos son más notorios en algunos casos que en otros. Así como ocurre en el resto del organismo, hay variables favorables y desfavorables,  según los hábitos alimenticios, procesos hormonales, agentes externos, etc.

Difícilmente podemos ocultar la piel, se nota el cansancio y la contaminación directa del día a día, todo deja huella. De manera que, nos volvemos locas viendo miles de tutoriales en Youtube sin orientación, sin tener conocimientos bases, y sin fijarnos en que necesitamos una solución personalizada que no amerite riesgos.

La primera pregunta que debes hacerte es: “¿En qué periodo de mi vida me encuentro?.. Sabiendo qué te aterra y qué resultados buscas, una “asesoría gratuita” ¡suena absolutamente bien! Cuando nos ponemos en manos profesionales, la ruta a seguir es mucho más clara, ya que será lo que nos funcione ¡individualmente!

Antes de elegir el tratamiento que corresponde a nuestro rostro, podemos recibir la recomendación de una esteticista diligentemente preparada, que nos explique porqué y cuándo es oportuno un facial con vitamina C, un Hydra System, un Hydrafacial, una limpieza anti acné, entre otros…

Debemos centrarnos en que somos seres únicos, con diferentes historias y necesidades, y que en esa diversidad se encuentra la belleza real, sin excesos que pueden intoxicar el cuerpo y traer consecuencias irreparables. Ciertamente podemos estar tranquilas con la ayuda adecuada, sin arriesgar nuestra naturalidad.